Sterilair PRO

Esterilizador de aire compacto capaz de descontaminar de ácaros, virus, bacterias y agentes biológicos, efectivo al 95% contra el Covid-19. Sin riesgo para el personal mientras trabaja.

1.390,00

La contaminación aérea constituye un grave problema para la sociedad, ya que numerosas enfermedades se transmiten a través del aire.  Entre ellas se encuentran la meningitis, la difteria, la tuberculosis, la rubeola, las paperas, las gripes, los resfriados y las nuevas formas de gripe que han aparecido estos últimos años. La cuestión de la difusión aérea cobra especial importancia en entornos en los que se reúne una concentración elevada de personas o existe un flujo de personas muy alto (locales públicos, espacios de reunión, escuelas, guarderías, etc.) y en locales sanitarios o quirúrgicos. Este fenómeno se debe tener muy en cuenta en el sector sanitario, incluidos los espacios destinados a la higiene dental, donde los sprays y los ultrasonidos empleados favorecen la difusión de micropartículas que, posteriormente, se desplazan por el entorno. La propagación de las infecciones de este tipo es cada vez mayor, hasta tal punto que, en ocasiones, provocan pandemias que generan un enorme coste y causan graves problemas sociales. Según los centros para el control y la prevención de enfermedades, los dispositivos de tratamiento biológico permiten reducir el riesgo de propagación de las enfermedades de transmisión aérea y pueden instalarse en cualquier espacio cerrado.
 Sterilair PRO de TECNO GAZ es un dispositivo diseñado y fabricado para uso en odontología que lleva 20 años en el mercado. Nuestro objetivo fue crear un aparato extremadamente eficaz gracias a las lámparas UV-C de descarga de vapor de mercurio con una vida útil de 9000 horas que eliminan las partículas biológicas volátiles del aire ambiental. Además, su uso es sencillo e intuitivo y no requiere mantenimiento alguno.
Sterilair PRO está equipado de cuatro lámparas que garantizan el tratamiento activo del aire. Para obtener un resultado óptimo, se localizan en una cámara reflectante. Nuestro dispositivo dispone también de un filtro de limpieza automática con una vida útil de hasta 2000 horas que bloquea el polvo y las micropartículas. Con esto, se evita la necesidad de otros filtros que reducirían el flujo de aire y requerirían un mantenimiento periódico. Nuestras soluciones nos permiten alcanzar un resultado óptimo mediante la eliminación de los costes de mantenimiento periódico y garantizar el nivel de seguridad máximo. En Italia y en el mundo entero, miles de clínicas dentales solicitan este excepcional sistema. Sterilair PRO le permite:
  • reducir el riesgo de contaminación del personal tal y como lo indica, en Italia, la ley codificada sobre seguridad social y servicios sociales y según lo ha recomendado recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS);
  • reducir o eliminar la posibilidad de un contagio del personal o el paciente;
  • disponer de un entorno seguro desde el punto de vista bacteriológico.
Proteja su imagen y prestigio así como su salud y la de sus colaboradores y pacientes. Sterilair PRO es el primer sistema de tratamiento biológico del aire.Con un diseño innovador, Sterilair PRO soluciona los problemas de exposición directa e indirecta a los rayos ultravioleta de longitud de onda corta (UV-C de 254 nm) y puede emplearse de forma continua sin riesgo alguno, incluso cuando los locales están en uso.  Es el sistema más eficaz para la destrucción de los microorganismos presentes en el aire.
No se trata de un simple depurador, es un dispositivo de tratamiento biológico del aire
Sterilair PRO puede tratar hasta 120 m3 de aire.
Su funcionamiento se basa en un sistema de ventilación forzada dentro de un circuito cerrado. El aire aspirado por Sterilair PRO atraviesa un filtro antipolvo situado en la entrada del aparato que inicia la depuración y bloquea los contaminantes más voluminosos. A continuación, al aire pasa por la cámara de irradiación donde entra en contacto directo con los tubos de vapor de mercurio que, gracias a la emisión de rayos UV-C, garantizan la destrucción máxima de gérmenes. Tras este tratamiento microbiológico, el aire es expulsado por la rejilla de salida.
La gran ventaja de este sistema es que no representa peligro alguno para el ser humano, ya que ningún rayo UV-C se emite al exterior del aparato ni produce ozono.
LA PRINCIPAL VENTAJA DE Sterilair PRO es que garantiza la desinfección continua de cualquier entorno durante todas las fases del trabajo e incluso en presencia del personal. De esta forma, puede programar Sterilair PRO para que se ponga en marcha unas dos horas antes de su llegada a la clínica y mantenerlo en funcionamiento durante toda su jornada de trabajo. Dimensiones
Filtro
Operación Sterilair PRO

Sterilair PRO es capaz de tratar hasta 120 m3 de aire por hora. Aspira el aire del entorno y lo dirige hacia las cuatro lámparas UV-C Philips con actividad germicida. Tras el tratamiento, se devuelve el aire al exterior del dispositivo. Utilizamos lámparas de vapor de mercurio por sus excelentes prestaciones y la inocuidad de las radiaciones emitidas para el ser humano.

El aparato dispone de un sistema de ajuste semanal que permite activar el tratamiento del aire en ausencia de personal y pacientes. De esta forma, el aire de la clínica será seguro al comienzo de la jornada laboral. Por otro lado, también se puede programar el apagado del dispositivo para evitar un derroche de energía innecesario, durante la noche o los fines de semana, y prolongar los beneficios de Sterilair PRO. Con esta función puede olvidarse por completo del dispositivo, ¡pero él no se olvidará nunca de usted!

Radiación ultravioleta controlada
Existen diversas técnicas destinadas a la descontaminación del aire, entre ellas encontramos la radiación ultravioleta libre o los métodos químicos que emplean yodoformos, clorhexidina o derivados del amonio cuaternario que pueden aplicarse mediante pulverización con dispositivos específicos. A pesar de su eficacia, el efecto de estas técnicas es temporal, ya que su uso está limitado a los periodos de ausencia del personal y de inactividad total de la clínica. La estrategia más eficaz es, sin duda, la radiación ultravioleta de longitud de onda controlada que produce un efecto antiséptico y viricida potente sobre numerosos organismos. Estos rayos bloquean la capacidad de reproducción de los microorganismos mediante la modificación de sus cromosomas. La gran ventaja de nuestro sistema es que no representa ningún riesgo para el ser humano, ya que ninguna radiación UV-C se emite al exterior del aparato. Lámparas de descarga de vapor de mercurio a baja presión.Características
  • Estas lámparas emiten rayos UV de onda corta con un pico en 253,7 nm (UV-C) para obtener una actividad germicida más eficaz.
  • El vidrio de la lámpara filtra la longitud de onda del ozono (185 nm).
  • El revestimiento protector interno mantiene la eficacia del flujo de rayos UV-C a lo largo del tiempo.
  • Una advertencia situada en la lámpara indica la emisión de rayos UV-C.
  • Neutralización de bacterias, virus y otros organismos primitivos.
  • Desinfección de agua, aire y superficies en hospitales, laboratorios farmacéuticos y centros de investigación bacteriológica así como locales destinados a procesos alimentarios (fabricación de productos lácteos, cerveza o repostería/panadería).
  • Desinfección de agua potable, aguas residuales, piscinas, aparatos de aire acondicionado, contenedores frigoríficos, materiales de envasado, etc.
  • Posibilidad de empleo en numerosos procesos fotoquímicos.

Información adicional

Peso15 kg
Dimensiones27 × 11 × 82 cm

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Sterilair PRO”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *